Etiquetas

Maclura pomifera

DSC_0555

El naranjo de los Osajes es un curioso árbol cuyo fruto en otoño puede causar algún disgusto al paseante distraído. Como dato curioso, las infrutescencias (sincarpios), que no frutos,  son globosas, carnosas, no comestibles y semejantes a las naranjas. Presentan color verde que pasa al amarillo y después al anaranjado, siendo naranja en su lugar de origen. Miden de 12 a 15 cm de diámetro, con jugo lechoso.  Un kg puede contener alrededor de 30.000 semillas. Maduran en septiembre y caen en octubre

DSC_0556

Procede del centro y sur de Estados Unidos, de Louisiana, Texas, Oklahoma y Arkansas. Fue excesivamente utilizada por los primeros colonos hasta el punto que han desaparecido amplias áreas de esta especie. Se introdujo en Europa en 1810 a través de Inglaterra. Aguanta todo tipo de suelos. Prefiere un clima templado aunque soporta las heladas, si bien los ejemplares jóvenes temen el hielo, y precisa situación soleada. Tolera las sequías y no los ambientes contaminados. Tiene crecimiento rápido y puede alcanzar 150 años de edad.

La madera es de excelente calidad, dura, duradera, compacta, flexible, amarillenta y  reluciente, comercializada como madera de hierro. Se emplea para elaborar diferentes utensilios en su lugar de origen y con ella los indios fabricaban arcos y flechas, así como cercados y traviesas de ferrocarril. Con la corteza de sus raíces se produce un tinte amarillento.

El nombre del género Maclura está dedicado a William Maclure (1763-1840), geólogo y naturalista americano. La denominación específica pomifera debe su nombre al parecido de sus infrutescencias con las manzanas, de pomo, manzana y fero, llevar. El nombre común se debe a los Osages, una tribu sioux, cuyas pinturas de guerra realizadas sobre su cuerpo procedían del jugo amarillento de los frutos y de la madera. Asimismo opinaban que las mejores mazas de combate debían elaborarse con madera de este árbol.

Anuncios