Madroños del Parque Lineal del Manzanares

Etiquetas

img_20160925_104836

Entre el puente de la Arganzuela y el matadero hay muchos madroños. La mayoría de ellos no están en muy buen estado. No parece haberles sentado muy bien el trasplante. Suele ocurrir que los árboles de cierta edad, al trasplantarse de los lugares donde han vivido hasta entonces no son capaces de adaptarse al nuevo medio y transcurrido algún tiempo se secan. Como ese tiempo suele ser a escala árbol, es decir, contado más en decenios que en años, muchas veces no se relaciona su decadencia con el hecho de haber sido obligados a migrar.

img_20160925_105149

En cualquier caso, en este momento empiezan a presentar sus frutos. En estado normal, y con una climatología adecuada, también aparecerían las flores, ya que este árbol florece y fructifica al mismo tiempo. Pero la normalidad dista mucho de ser la situación habitual de los árboles de la ciudad, y especialmente en estos duros tiempos de inestabilidad climática. Así que podemos encontrar cualquier cosa en cada ejemplar.

img_20160925_104925

En este caso, árboles con frutos de apariencia irregular en cuanto a la fase de fructificación, pero al mismo tiempo espectacular para la mirada del paseante.

 

PUENTE DE LA ARGANZUELA

img_20160925_105801 img_20160925_105830

Washingtonia del parque de San Isidro

Etiquetas

img_6096

El Parque de San Isidro es el segundo más importante en superficie después del Parque Emperatriz Mª de Austria y es regado con agua regenerada. Se encuentra cercano a la histórica Ermita de San Isidro y en él se celebran las fiestas del Santo que le da nombre.

Se distinguen dos zonas: El recinto ferial donde se montan parte de las fiestas de San Isidro en el mes de mayo, dedicado a actividades deportivas durante todo año y el resto del parque, con el Jardín de Palmeras, de reciente creación, y especies palmáceas y vivaces, una senda botánica y una fuente central.

img_6109

Esta última zona consta de grandes praderas con arbolado, macizos de arbustos y de flor y caminos terrizos por los que se puede pasear, al igual que un carril bici, dos fuentes ornamentales y una lámina de agua que se puede atravesar a través de un puente.

Y entre las palmeras, destacan las Washingtonia filifera, también conocidas como palmeras de California.

Es una palmera majestuosa que puede llegar hasta 18 m de altura, con el tronco columnar, engrosado en la base, donde puede alcanzar hasta 1 m de diámetro.

img_6102

Su origen está en la Baja California, en el sur de Nevada y en desiertos de Arizona. Esta palmera crece bien a pleno sol, aguanta algo el frío, toleran heladas débiles, esporádicas y no prolongadas, resiste la sequía, aunque conviene regarla a menudo, prefiere suelos fértiles y bien drenados, y soporta bastante bien la contaminación urbana.

El nombre específico filifera procede de los vocablos latinos filum, hilo y fero, llevar, haciendo alusión a los filamentos que salen de los bordes de las hojas. El nombre común hace referencia a su origen geográfico. En Madrid hay escasos ejemplares, destacando los existentes en la autopista de Barajas, que están declarados Árboles singulares, los del recinto del club deportivo Santiago Apóstol, los del Parque Juan Carlos I y el de la calle General Ricardos.

img_6092

TARAY DEL HUMEDAL (Casa de Campo)

Etiquetas

¿Protección de árboles singulares? ¿Qué es proteger un árbol?

img_7897

Seguro que hay mucha gente capaz de responder a esa pregunta. Pero ya sabemos que lo importante no es la respuesta, sino la pregunta. ¿Quién vela por los a árboles de la Casa de Campo y por que cuando se acomete una obra de acondicionamiento del lugar se tengan en cuenta?

img_7898

Debe ser por los recortes.O por la falta de conciencia, porque un árbol como este taray rodeado de polvo y coches no esta protegido.

img_7900

MAS INFORMACIÓN DEL ÁRBOL

ARAUCARIAS DE CULLERA (Valencia)

Etiquetas

También he visto otros árboles fuera de Madrid.

Como éstos de Valencia.

IMG_6911

En el casco urbano de Cullera, en la comarca de la Ribera Baja, dos imponentes araucarias, de nombre científico “Araucaria heterophylla (Salisbury) Franco“, custodian la plaza de la Virgen. De propiedad pública, ambas se encuentran cercanas, de aparente buena salud y por su altura superior a los 36 metros forman parte del Catálogo de Árboles Monumentales de la Comunitat Valenciana.

A estos árboles perennes se les conoce comúnmente como araucaria excelsa, araucaria o pino de la isla Norfolk (endémico de esta isla australiana) y se utiliza por todo el mundo por su valor ornamental.

IMG_6903

Esta especie fue observada, hacia 1780, por el capitán James Cook cuando descubrió la isla de Norfolk, a unos 1500 km al este de Australia. En un principio se pensó en su utilización para mástiles de barcos, pero pronto se desistió de esta idea por la baja calidad de su madera. Se introdujo en Europa en 1793. En el momento de su descubrimiento la isla estaba cubierta por una densa vegetación, que actualmente ha desaparecido.

La isla de Norfolk es famosa porque en ella se asentaron, en 1856, descendientes de los marineros de la célebre rebelión de la Bounty, que transportaba árbol del pan desde el Pacífico a las colonias americanas.

IMG_6906

Desde 1980 el árbol está en la bandera oficial del Estado independiente de la isla de Norfolk, sustituyendo a la bandera anterior que mantenía el león británico y un canguro, animal no natural en la isla.

La araucaria necesita humedad ambiental, pero no soporta suelos encharcados ni grandes fríos. Precisa una situación bastante luminosa y tolera algo de sombra. Requiere terrenos sueltos y profundos.

IMG_6900

El nombre específico se compone de los vocablos griegos heteros, variado, y phyllos, hoja, refiriéndose a diversidad de sus hojas. La denominación vulgar alude a la disposición de sus ramas y ramillas.

 

OLMOS de la Casa de Campo

Etiquetas

,

IMG_6763

Las olmedas, Ulmus minor, son bosques de ribera que ocupan una tercera franja arbolada detrás de saucedas y fresnedas, al ser menos exigentes en cuanto a humedad. Pueden llegar a ocupar riberas cuyos ríos sufren acusados estiajes. Se situan en suelos ricos y profundos por lo que su dominio fundamental son las grandes cuencas de las Mesetas y el Ebro, aunque se extiende de forma natural por gran parte de la Península Ibérica

IMG_6782

En las zonas mejor conservadas (como es el caso) se pueden encontrar asociadas a fresnos, almeces y chopos y el arbustos como zarzas, majuelos y rosales silvestres.

IMG_6783

Las amplias zonas de la Casa de Campo ocupadas por las olmedas han sufrido cierta regresión. La causa ha sido la Grafiosis, una enfermedad causada por el hongo Ceraticistis ulmi  que afecta al sistema vascular y provoca que se sequen los árboles.

IMG_6785

El nombre deriva del latino Ulmus que se ha mantenido desde los romanos y fue aceptado por Linneo para designar de forma científica el género. Se cree que proviene del nombre celta elm. El nombre específico minor alude a que sus hojas son bastante pequeñas en relación con las de otros olmos.

IMG_6792

Conocido también como álamo negro y negrillo, posee una buena talla. El crecimiento es relativamente rápido durante sus primeros sesenta o setenta años, haciéndose más lento a los largo de los trescientos años que puede vivir. A veces puede alcanzar los 6 u 9 siglos de antigüedad.

IMG_6788

Sus hojas son simples, alternas, caedizas (caducas), ásperas al tacto, dentadas, quedando divididas por el nervio principal en dos mitades desiguales (borde asimétrico). Son de color verde oscuro en la cara superior y más claras en la inferior. Antiguamente era atractivas para cabras, ovejas y bueyes, por lo que se ramonean frecuentemente en época de escasez de pastos, además se conservan muchas veces para forraje infernal (ramonear: pacer las hojas y las puntas de las ramas de los árboles, ya sean cortadas antes o en pies tiernos de poca altura).

IMG_6793

La floración y fructificación de este árbol son muy tempranas (febrero, marzo), desarrollándose enseguida las samaras (fruto) antes que las hojas dando lugar a lo que se conoce como el “milagro del olmo”. Los frutos están formados por una semilla rodeada de un ala plana. Estos frutos pueden ser transportados por el viento a gran distancia.

IMG_6802

Su madera, dura y tenaz, es fácil de trabajar. Es buena para la construcción y la carpintería, y fue la madera más apreciada para carretería. Usada para fabricar piezas que han de sufrir golpes y rozamientos o que han de estar expuestos al agua o a la humedad. Es especialmente apta para construcciones navales. Se buscó mucho para entarugar habitaciones e incluso las calles de algunos países.

IMG_6804

Hoy se utiliza en ocasiones en la preparación del parquet. La corteza, por su riqueza en taninos, se utilizaba como astringente. La leña y el carbón de olmo son de calidad mediana, produciendo muchas cenizas. El ramón (hojas y puntas tiernas de las ramas) es muy bueno para el ganado. La corteza de los árboles jóvenes, en tiras, sirve para hacer cuerdas y aros de barriles. Las flores dulces.

IMG_6805

Antiguamente era más árbol de zonas agrícolas, suburbanas y urbanas que de zonas forestales. Antes se plantaban bosquetes en las huertas, rodales más extensos en los sotos y líneas marginales en carreteras, paseos y calles, tolerando bien el polvo, el calor y los humos. De gran valor ornamental fue muy empleado desde la antigüedad. Se plantó mucho en nuestras ciudades y carreteras durante la época de José Bonaparte.

IMG_6775

Actualmente en la Casa de Campo podemos encontrar rodales de olmos compuestos por rebrotes jóvenes que conviven con ejemplares bien conservados que gracias a las labores fitosanitarias realizadas han resistido a la grafiosis. (rodal: conjunto de plantas que pueblan un terreno diferenciándolo de los de los alrededores).

IMG_6813

MÁS OLMOS EN ESTE BLOG

SABINAS del Mirador de la Galiana (Ucero-Soria)

Etiquetas

También he visto otros árboles fuera de Madrid.

Como éstos de Soria.

IMG_6314

El  Mirador de La Galiana está en km 20 de la carretera comarcal SO-920, en el municipio de Ucero (Soria). Se encuentra en lo alto de la cuesta de La Galiana, con aparcamientos para coches y autobuses a ambos lados de la carretera.

IMG_6296

VISTA DEL CAÑÓN DESDE EL MIRADOR

Desde él, las vistas del Cañón del Río Lobos son impresionantes. Es una buena manera de tomar contacto con el cañón o despedirse de él después de haberlo recorrido.

IMG_6319

CASTILLO DE UCERO EN EL CENTRO DE LA FOTO. PUEBLO DE UCERO UN POCO A LA DERECHA

Y ya que estamos, no podemos dejar de observar las sabinas que habitan en dicho mirador.

IMG_6326

Aquí podemos ver su capacidad de adaptación que le permite prosperar con vitalidad en zonas donde en invierno se alcanzan temperaturas de -25 °C y en verano se rondan los 40 °C. Soporta años secos en los que no llega a caer más de medio litro de lluvia por metro cuadrado y es capaz de hincar sus raíces suelos tan pedregosos  donde la mayoría de los árboles no podrían vivir.

IMG_6332

Y además, estéticamente nos permite ver, imaginar, pensar, admirar, en definitiva.

IMG_6322

No olvidemos que estamos en sus dominios: el mayor sabinar albar de Europa, se extiende entre las provincias de Soria y Guadalajara, Es especialmente conocido el sabinar de Calatañazor en Soria (al que se hace referencia en otro lugar de este blog), no muy lejos del lugar en que nos encontramos.

Y del río Lobos mejor no decir nada. Hay que ir.

ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

ERMITA DE SAN BARTOLOMÉ

IMG_6364

 

CIPRÉS DE SILOS (Y SEQUOIA Y TEJO) Santo Domingo de Silos (Burgos)

Etiquetas

, ,

También he visto otros árboles fuera de Madrid.

Como éstos de Burgos

El ciprés del Monasterio de Santo Domingo de Silos puede que sea el ciprés más famoso de España. Aunque haya otros más grandes, más viejos o mas espirituales.

IMG_6511

Pero éste de Silos es, sin duda, el más conocido.  Fue plantado por los monjes franceses restauradores del cenobio en 1882, cuando ajardinaron el claustro, así que tiene ahora unos 134 años. No todo el mundo lo sabe, pero inicialmente se plantaron cuatro ejemplares, uno en cada esquina, de los que sólo éste ha sobrevivido, el situado en la zona con más luz.

IMG_6492

Parte de la culpa de su fama la tiene, sin duda, el poeta  Gerardo Diego. En el verano de 1924, el 3 de julio, Gerardo Diego, que estaba en Soria, viaja en coche, con un grupo de amigos, para pasar unas horas en Silos. Por la noche, sale al claustro del monasterio y contempla, a la luz de la luna, el enorme ciprés allí plantado. Luego, en su celda, escribe el soneto que ha de convertirse en referencia en todos los libros de poesía española.

EL CIPRÉS DE SILOS

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.

Mástil de soledad, prodigio isleño,
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.

Cuando te vi señero, dulce, firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto en cristales,

como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.

Pero el ciprés no es el único árbol que destaca en el monasterio. Junto a la entrada de la hospedería podemos ver una impresionante secuoya gigante que no tiene la fama del ciprés aunque si una edad parecida.

IMG_6546IMG_6552

Y un poco más abajo un viejo tejo conocido como el tejo del Padre Saracha, que fue el verdadero protagonista de la recuperación vegetal del monasterio. Éste es el más antiguo de los tres ya que sobrepasa los 200 años.

IMG_6556IMG_6550

Para terminar volvamos a Gerardo Diego, ya que no todo el mundo sabe que escribió otros dos poemas sobre el ciprés.

Volvió al monasterio en 1933, el día 1 de mayo, y escribió otro soneto titulado “Primavera en Silos”

PRIMAVERA EN SILOSIMG_6537

Ahuyenta el sol los delicados hilos
de una lluvia viajera. Y, pregonero
del hondo y fresco azul, un novillero
ruiseñor luce su primor de estilos.

Los perales en flor, nuevos los tilos;
el ciprés, paraíso del jilguero.
Qué bien supiste, hermano jardinero,
interpretar la primavera en Silos.

Ay, santa envidia de haber sido un monje,
un botánico, un mínimo calonge
-frescor de azada y luz de palimpsesto-,

y un anónimo y verde día, cuando
Dios me llamase, hallarme de su bando
y decirle: “Bien sabes que estoy presto”.

Y otro más. Desde la ausencia, en Santander, en mayo de 1936, dedica un tercer soneto al ciprés de Silos.

EL CIPRÉS DE SILOS
(AUSENTE)IMG_6519

Cielo interior. Tu aguja se perfila
-oh, Silos del silencio- en mi memoria.
Y crece más su llama, ya ilusoria,
y más y más se pule y esmerila.

Huso, ya sombra, que mis sueños hila,
al sueño de la rueca, claustro o noria
rueda el corro de estrellas por la historia
y aquí en mi pozo tiembla y escintila.

Ciprés, clausura y vuelo, norma, eje,
de mi espiral espíritu rodando
la paz que en tus moradas se entreteje.

Quiero vivir, morir, siempre cantando,
y no quiero saber por qué ni cuándo.
Sálvame tú, ciprés, cuando me aleje.

La próxima vez que vayáis a Silos, desde los arcos del claustro, mirad con detalle al árbol y volved a leer los poemas. Eso sí, hacedlo después de la visita oficial, a vuestro ritmo, sin prisas.

CIPRÉS DEL JARDÍN BOTÁNICO DE MADRID (EL GATO POR LAS RAMAS.)

Pino de Valsaín (Puerto de Navacerrada)

Etiquetas

También he visto otros árboles fuera de Madrid.

Como éstos de Segovia

IMG_6697

Geográficamente las fotos están tomadas en la parte norte del Puerto de Navacerrada, por tanto en la provincia de Segovia y en la comunidad de Castilla y León. De hecho, en esta zona, el agua de lluvia debe pensarse muy bien dónde cae, porque por unos metros puede acabar en Oporto, (cuenca del Duero) o en Lisboa (cuenca del Tajo).

IMG_6702

El pino silvestre (Pinus sylvestris) conocido por estos lares como como pino de Valsaín, es un ejemplo impresionante de adaptación al clima. Si verlo en esta época del año impresiona, por el color de su tronco ramas y copa y por las aparentemente caprichosas formas que adopta; en invierno, completamente cubierto de nieve, puede soportar las bajas temperados del lugar (nos encontramos a más de 1800 metros de altitud) y milagrosamente aguantar hasta la llegada de la primavera.

IMG_6705

Prácticamente desde que iniciamos la subida al puerto en el pueblo de Navacerrada, hasta que, después de bajarlo llegamos a La Granja de San Ildefonso, el pino silvestre es el rey del paisaje. Gran culpa de ello tiene que mediante una adecuada planificación se ha hecho compatible una explotación forestal sostenible con otros aprovechamientos y usos tradicionales, consiguiendo la conservación y mejora del hábitat de las diferentes especies de flora y fauna.

IMG_6679

En el puerto, nada más coronarlo, aparcamos y caminamos hacia Los Cogorros. Y a partir de ahí cada uno donde le apetezca. Siete Picos, Camino Schmidt, o un sencillo y agradable paseo hasta el Mirador de Gallarza (detras de la residencia del Ejército del Aire), así denominado en honor a una dinastía de aviadores, entre los que se cuenta el primero que realizó la travesía aérea entre Madrid y Manila y un ministro del Aire concluida la guerra civil española.

IMG_6696

Colgado de la ladera, este belvedere es el que da más por menos, es decir, regala los mejores panoramas con el menor esfuerzo posible. Desde la plataforma que rodea un murete se contempla a placer toda la parte alta de los pinares de Valsaín, así como las montañas que cierran el amplio valle: la ladera norte de las Guarramillas y las cumbres de Dos Hermanas y el pico Peñalara.

VISTA DESDE EL MIRADOR DE GALLARZA

VISTA DESDE EL MIRADOR DE GALLARZA

SABINA DE LAS LAGUNAS DE CAÑADA DEL HOYO (Cuenca)

Etiquetas

También he visto otros árboles fuera de Madrid.

Como éstos de Cuenca

IMG_2690

Cañada del Hoyo es un municipio español de la provincia de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, situado a unos 30 kilómetros de la capital provincial en dirección a Teruel.

Lagunas

Las lagunas de Cañada del Hoyo no son unas lagunas cualquiera. En realidad, son también torcas, hondonadas circulares originadas por los caprichos de la erosión en la roca caliza. a diferencia de otras, estas se han anegado al alcanzar en profundidad el manto freático. Y para más singularidad está el color de sus aguas, que son de todos los verdes imaginables -verde botella, esmeralda, cardenillo…-, incluso cambiantes, un fenómeno que se explica por la precipitación del carbonato cálcico en cierta época del año, la más calurosa, pero que al común de los mortales, sobre todo a los de letras, se nos antoja tan misterioso como la licuación de la sangre de san Pantaleón.

IMG_2691

IMG_2686

La sabina albar, (J. thurifera), es un árbol, perennifolio, de distribución fundamentalmente ibérica, manteniendo pequeñas poblaciones en los Alpes y llegando a constituir bosques en las montañas marroquíes. Dentro de España, los mejores sabinares se hallan en las provincias de Teruel, Guadalajara, Soria, Segovia y Burgos, extendiéndose en pequeñas manchas por el sur de Castilla-La Mancha, Comunidad de Murcia y sur de Aragón.

IMG_2685

Un sabinar es una formación vegetal, con un estrato arbóreo, poco denso, de sabinas (Juniperus thurifera) salpicadas, que dejan entre sí grandes espacios abiertos, cubiertos por diferentes especies arbustivas, en general de porte bajo y con predominio de formas almohadilladas o hemisféricas, como respuesta a las condiciones climáticas.

IMG_2684

Los sabinares se localizan sobre ámbitos muy heterogéneos: parameras de interior, grandes depresiones, laderas, áreas de montaña y medios edáficos diferentes, y desde una los 140 m hasta los 1800 m de altitud. El factor que más influye en su distribución, es el climático, con condiciones especialmente duras, lo que permiten su permanencia a salvo de la competencia de la familia Quercus, con inviernos muy fríos y veranos secos y muy calurosos. Se puede decir que los sabinares, son formaciones de árboles de distribución reducida, y con tendencia a la regresión, en el momento climático actual, a favor de árboles más competitivos y con mayor eficacia reproductiva, como robles y encinas.

LAGUNA DEL TEJO

LAGUNA DEL TEJO

MÁS FOTOS

 

Laguna del Tejo en Cañada del Hoyo (Cuenca)