Ginkgo de la Fuente del Berro

Etiquetas

, , ,

img_8235

Ginkgo Biloba

Espectacular. Este otoño que tanto hemos echado de menos otros años, nos está ofreciendo auténticos espectáculos. El Parque de la Fuente del Berro es un fijo en nuestros paseos dominicales, pero hacía tiempo que no nos dejábamos caer por allí.

img_8250

Hoy hemos vuelto y, …. Fantástico.

img_8230

Olmo de Siberia y secuoia. Entre ambos el “pirulí”

Ginkgo, cedros, secuoias y otros muchos más. img_8232

El tejo, por supuesto, el fantástico tejo. El alcornoque, el taray, para no parar.

Alcornoque

Alcornoque

Taray

Taray

Lástima que no haya un cartelito que ayude a identificar tantos y tan maravillosos seres vivos que allí residen.

Hojas y fruto del Ginkgo Biloba

Hojas y fruto del Ginkgo Biloba

SABER MÁS del ginkgo y del Parque de la Fuente del Berro en “El gato por las Ramas”

PINOS, FRESNOS Y SABINAS del Arroyo de Antequina (Casa de Campo)

Etiquetas

, ,

El arroyo de Antequina entra en la Casa de Campo por la reja del mismo nombre procedente de Pozuelo (concretamente del Parque Forestal de Somosaguas-Pozuelo) y abandona el recinto en la zona de la carretera de Catilla y el Club de Campo (próximo a la Casa de Vacas).

Sabina junto a la tapia

Sabina junto a la tapia

Pinar en la niebla

Pinar en la niebla

Fresno junto al arroyo

Fresno junto al arroyo

Su paso por la Casa de Campo es corto, pero genera una vegetación única. En sus márgenes desparecen pinos y encinas y proliferan los fresnos, chopos y otros árboles de ribera.

Sabinas

Sabinas

En la zona más cercana a la tapia, cerro de las Covatillas y Cuartel de Casa Quemada, destacan los pinos y en la parte más alta las sabinas. Entre ellos, algunos extraordinarios fresnos, estos más cerca del cauce.

Fresnos

Fresnos

A esta zona de la Casa de Campo, alejada del núcleo más popular (Lago, Parque de Atracciones, Zoo) se puede acceder desde la urbanización Rosa Luxemburgo, en Aravaca.

img_8189

El día del paseo, nos acompaño todo el paseo la niebla, que dio a nuestras fotos un aire algo tenebroso que para nada percibimos durante el mismo.

REJAS DE ANTEQUINA: entrada del arroyo en la Casa de Campo.

Reja del arroyo de Antequina

Reja del arroyo de Antequina

Diseñadas en el s. XVIII por Sabatini,  las “rejas” son unas construcciones híbridas de puente y puerta que, tenían que resolver el problema de permitir el paso del agua de las riadas de los arroyos y barrancos, y a la vez impedir el acceso de extraños, para lo cual se realizaron unas aberturas parecidas a portones, que estaban cerrados con rejas de hierro.
El diseño más normal de una reja consiste en una terna de puertas, siendo de mayor tamaño la que ocupa la posición central. Para resistir el gran empuje de las aguas en las riadas de los arroyos, estas puertas están flanqueadas por potentes estribos, que adoptan la forma de tajamares en el lado que se enfrenta a la corriente, al igual que ocurre con los puentes. 
Están realizadas en ladrillo, y muestran una amplia gama de soluciones constructivas para un tema común, formando un conjunto arquitectónico que ha perdurado en su mayor parte y que nos da una muestra más de la maestría constructiva de Sabatini. Han llegado hasta nuestros días las Rejas del Arroyo Meaques, Arroyo de Prado del Rey, Arroyo de la Zorra y dos en el Arroyo Antequina.(SABER MÁS)

PUENTE DE LAS GARRAPATAS: siguiendo el cauce del arroyo

img_8201

A finales del siglo XIX, en 1888, se construye este singular puente peatonal sobre el curso del arroyo Antequina en las cercanías de “las rejas” del cauce fluvial y de su afluente y en el camino de los Robles (que se trazó en aquella época), orientado en sentido norte-sur y en dirección a la importante Casa de Vacas. Originariamente denominado puente de los Tres Robles, pero conocido después de la guerra civil como puente de las Garrapatas, es obra de Enrique Repullés y Segarra, quien fuera arquitecto mayor durante el periodo de regencia de María Cristina, madre del rey Alfonso XIII. (SABER MÁS)

PINOS DE LA CASA DE VACAS (Casa de Campo)

Etiquetas

img_8117

Las ruinas que podemos ver en este lugar corresponden a la que fue llamada “Casa de vacas”, construida en 1830 por Real Orden de Fernando VII. Las anteriores instalaciones ganaderas que existieron en el Parque habían quedado totalmente destruidas tras la invasión de las tropas francesas. Bajo la dirección del vaquero napolitano Rafael  Vitaloni se elige este promontorio al norte de la posesión, junto a la Puerta de Castilla en el denominado Camino Medianil, por estar situado cerca de los mejores pastos de la finca y contar con numerosas fuentes de agua que facilitaría la implantación de nuevos prados.

Fuente de la Casa de Vacas

Fuente de la Casa de Vacas

Varios proyectos fueron presentados para la construcción de estas instalaciones destacando el realizado en  1829 bajo la supervisión de Isidro González, arquitecto mayor de Palacio.

¿Se inclinan a nuestro paso?

¿Se inclinan a nuestro paso?

En 1846 Isabel II realiza las obras de mejora en las instalaciones de la vaquería. Nuevas técnicas de experimentación fueron llevadas a cabo. Destaca el proyecto de José Urraca, quien presenta una máquina de su invención para elaborar quesos de bola y manteca a la holandesa, además del diseño de una “laiterie” o laboratorio de leche para su realización.

Olmos

Olmos “plumilla” replantados

Las normas de funcionamiento de la explotación estaban recogidas al detalle en los 29 artículos del “Reglamento Especial para la Vacada lechería de la Real Casa de Campo”.

Espectacular

Espectacular

Tras un periodo de actividad las instalaciones fueron abandonadas siendo posteriormente utilizadas como cuartel de la Guardia Civil. En 1872, Amadeo I de Saboya realizó algunas reformas y, más tarde, Alfonso XIII intentaría remodelarla para su uso como cazadero. Finalmente, las contiendas de la Guerra Civil la destruyeron por completo.

Encina junto al puente del tren. Preciosa.

Encina junto al puente del tren. Preciosa.

La ruina definitiva de la que nunca se recuperó aconteció en noviembre de 1936, cuando tropas nacionales se lanzaron al asalto de Madrid a través de la Casa de campo, el día 8, la columna de la Legión al mando del comandante Castejón, un duro militar que, precisamente, fue herido de gravedad en los combates de la Casa de Campo, destrozaron la unidad republicana que dirigía el Comandante Enciso. La casa de vacas tenía una importancia capital en la batalla, no en vano era la puerta para alcanzar el Cerro de Garabitas, alto que permitía, como así fue, barrer la ciudad con la artillería. Días después, columnas de las unidades de las brigadas internacionales y después las confederales de Cipriano Mera o Buenaventura Durruti intentaron con escaso éxito la toma del cerro y de la Casa de vacas, que desde esa fecha quedó en poder de las tropas de Franco hasta el final de la contienda. Todas esas terribles luchas convirtieron la Casa de vacas en el montón de ruinas que hoy podemos ver. Tan sólo la fuente que tan buen uso hacen los paseantes y ciclistas que por allí circulan (ojo, el agua que mana no es potable) para refrescarse, ha recibido cierto grado de restauración, por desgracia, no es el único edificio destruido por la Guerra Civil que ha corrido la misma suerte en la Casa de Campo. ( http://www.elhogarnatural.com/)

img_8128

Foto Biblioteca Digital Memoria de Madrid (1932)

Foto Biblioteca Digital Memoria de Madrid (1932)

imagen1

ESCOBILLÓN ROJO del Parque de San Isidro

Etiquetas

img_6119

Su nombre científico es Callistemon citrinus (Citrinus, por su aroma a limón) y otros nombres populares son limpiatubos, árbol del cepillo, o limpiabotellas y procede de los estados de QueenslandNueva Gales del Sur y Victoria en Australia, donde se encuentra en las cercanías de quebradas rocosas y en los pantanos próximos a la costa.

img_6116

Es un arbusto de hoja perenne que puede llegar a alcanzar los 3 metros de altura.  En primavera y verano aparecen unas densas espigas de brillantes flores rojas entre las hojas de color verde grisaceo con aroma de limon, que tienen un tono rojizo de jovenes.

img_6120

Se trata de una especie muy apreciada en jardinería por su espectacular floración. Necesita mucha luz y es muy resistente, por lo que suele utilizarse para decorar terrenos pobres.

img_6112

La antiguamente y aún hoy conocida como Pradera de San Isidro, es un parque de la ciudad de Madrid y símbolo del barrio de San Isidro (distrito de Carabanchel) constituido como parque desde el año 1970. Actualmente alcanza los 355 420 metros cuadrados después de la última ampliación realizada en 2006, y donde se construyó el recinto ferial para la Feria de San Isidro.

img_6113

El parque desciende desde la Vía Carpetana hasta el Paseo del Quince de Mayo, prácticamente junto al margen oeste del río Manzanares, y entre el Paseo de la Ermita del Santo y la calle Carlos Dabán.

img_6115

Cada 15 de mayo se celebran en el parque las Fiestas de San Isidro Labrador en recuerdo del patrón de la ciudad San Isidro. Es posible hacerse una idea de lo que era la pradera en 1788 viendo el cuadro de Goya La pradera de San Isidro. (Wikipedia)

CASTAÑOS DE INDIAS DEL HUERTO DE LA PARTIDA. CASA DE CAMPO

Etiquetas

VISTA DESDE EL MIRADOR

VISTA DESDE EL MIRADOR

La huerta de la Partida está situada frente al palacete de los Vargas, recién restaurado y en espera de destino. Era una explotación destinada al cultivo de hortalizas y frutas. Se tienen documentos de arriendos del siglo XVII al XIX en los que se garantizaba el agua de riego a partir del Arroyo de los Meaques. Cuando este riego no era suficiente y se producían pérdidas, había que indemnizar al arrendatario. Para solucionar este problema se construye el acueducto de la Partida, que garantizaba el abastecimiento de agua al suministrarse desde el lago (construido por Sabatini y restaurado recientemente).

ACUEDUCTO DE LA PARTIDA

ACUEDUCTO DE LA PARTIDA

A comienzos del siglo XX la creación de la M-30 puso en peligro su existencia, la Casa de Campo aparecía desligada del centro de la ciudad debido al trazado de esta autovía. A comienzos del siglo XXI el soterramiento de seis kilómetros de dicha vía abrió la posibilidad de enlazar esta huerta con el centro de Madrid. En 2007 el Ayuntamiento de Madrid repobló el espacio con árboles integrándolo en el área Madrid Río.

La huerta esta atravesada por un cauce seco artificial que reproduce el antiguo recorrido del Meaques (el autentico arroyo fue soterrado desde el Lago hasta su desembocadura en el río Manzanares) y en la parte más alta un mirador desde el que podemos contemplar la huerta y al fondo el Palacio Real, la catedral, etc.

ROBLES AMERICANOS EN EL CAUCE ARTIFICIAL

ROBLES AMERICANOS EN EL CAUCE ARTIFICIAL

Además de los árboles frutales, fundamentalmente almendros, y los quecurs rubra (roble americano) que esperamos volver a ver más adelante, cuando sus hojas se tornen rojas, destacan en la huerta dos estupendos castaños de indias.

 

img_8024

Castaños de indias, que ni son castaños ni son de indias, pero que nos presentan un colorido espectacular en otoño, cargado de frutos (falsas castañas o castañas pilongas), y en primavera con unas flores impresionantes.

img_8025

Un vistazo al río nos permite comprobar como la nueva regulación del caudal está “naturalizando” el cauce y permitiendo aparecer nueva vida vegetal. Y además más bonito.

El "nuevo" río Manzanares" desde el Puente de Segovia.

El “nuevo” río Manzanares” desde el Puente de Segovia.

 

OLIVOS DE BOADILLA DEL MONTE

Etiquetas

img_8048

Los olivos centenarios se encuentran en la iglesia de San Cristóbal de Boadilla. Fueron donados por el banco de Santander, poderoso vecino del municipio, en el año 2009, tras la última restauración del templo.

img_8052

La iglesia está situada sobre una elevación del terreno, en el corazón del casco histórico de Boadilla y su núcleo arquitectónico data del siglo XIII con añadidos posteriores  de época barroca y contemporánea.

img_8058

Hasta 1999 fue el templo parroquial del municipio. En ese año, la parroquia se trasladó al vecino convento de la Encarnación, con una iglesia más amplia y diversos espacios para las dependencias de la parroquia.

img_8051

En cuanto a los olivos, merece la pena mencionar los existentes en la vecina Ciudad Financiera del Banco de Santander, procedentes de diferentes lugares de España y del mundo. Olivos trasladados de forma descontrolada desde su lugar de origen, con el ánimo de decorar nuevas urbanizaciones y que en muchas ocasiones no logran sobrevivir en su nuevo emplazamiento. Cada vez son más las voces que se alzan contra ese negocio y se reivindica su prohibición como existe en algunos otros países europeos.

Iglesia de San Cristóbal

Iglesia de San Cristóbal

Palacio de Luis I

Palacio de Luis I

 

 

 

 

 

El polémico negocio de los olivos centenarios

(EL MUNDO 14/03/16)

Han sido testigos de la historia de nuestro país desde hace 100, 200, 300 o incluso, 1.000 años. Podrían considerarse patrimonio natural y sin embargo, se venden al mejor postor en mercados internacionales.

En muchos pueblos de España están despareciendo olivos centenarios de un día para otro, sin saber por qué ni dónde van a parar. Lo mismo que sucede en el documental de Iciar Bollaín, El Olivo, que se estrena en unos meses y que relata la historia de una nieta que se desvive por localizar un olivo milenario que fue arrancado de la finca familiar. La directora de cine retrata ahora este problema, pero no es nuevo ni mucho menos: hace años que España sufre un expolio de estos árboles singulares sin que las administraciones locales ni el Estado hagan nada para impedirlo.

No se sabe cuántos de estos árboles existen en la geografía española ya que no hay un censo, y se desconoce cuántos han sido arrancados y enviados a rotondas, campos de golf, empresas (en la ciudad del Santander, en Madrid, habría unos 500) o a caserones de bolsillos pudientes en Alemania, Francia,Emiratos Árabes.

En España está regulada la venta al extranjero de bienes culturales -desde obras pictóricas a coches antiguos-, todo aquello que pueda ser considerado patrimonio histórico. Sin embargo, al contrario de otros países como Francia o Italia, que sí tienen regulada la venta de árboles singulares, en nuestro país nada lo frena.

Para que su comercio parase, primero habría que considerarlos patrimonio y no es el caso: «Son los seres vivos más viejos sobre la faz de la tierra, el patrimonio natural debe permanecer en su cultura», afirma César Javier Palacios, de laFundación Félix Rodríguez de la Fuente, que tiene una campaña en la web change.org para acabar con el expolio.

Sólo el gobierno de Valencia tiene textos protegiendo estos árboles, pero aún no se aplica. «La Ley de Patrimonio Arbóreo se aprobó hace 10 años, pero no está en funcionamiento, falta crear el comité técnico que establezca cuál se debe proteger y cuál no», comenta Ramón Mampel, uno de los precursores de la ley.

Según un censo de 2009, existían en España unos 4.150 olivos con más de un milenio. «En la época del boom urbanístico se arrancaron muchos por la zona deLevante. Se llegó a vender uno de nueve metros de circunferencia por 12.000 euros. Esa cantidad se pagaba al propietario del árbol, el comprador final podía pagar hasta 20 veces más», explica.

Por los más antiguos pueden pagarse hasta 40.000 euros en el mercado internacional. Y el problema no es sólo que se arranquen, sino que muchos se quedan por el camino o, aunque lleguen vivos a su destino, ven mermados sus años de vida: «Un olivo milenario no es un geranio que se pueda trasplantar», aclara Mampel. Se estima que el 50% de los trasplantados muere a los dos años y entre un 80% y un 90% no vive más de 15.

No es difícil hacerse con un olivo de estas características: en Google hay decenas de viveros, por todo el país, que los comercializan. Tropipalms, de Tarragona, tiene un catálogo de olivos centenarios. Los precios van de 850 a 3.000 euros, transporte aparte.

Aparte de que sea necesaria una ley estatal para frenar el expolio, también se impone un cambio de mentalidad en el agricultor, que debe ver el árbol como un activo que puede seguir dándole dinero. Por ejemplo, con el aceite de estos árboles: el litro llega a alcanzar 250 euros.

OLMO “El Pantalones” (Jardín Botánico)

Etiquetas

img_6859

El olmo conocido como “El Pantalones” por la forma de su tronco libra su dura batalla contra la grafiosis.

img_6860

Con 225 años es uno de los más antiguos de la Península Ibérica y de los pocos supervivientes a la terrible enfermedad que desde principios del siglo XX asola Europa.

img_6862

Los primeros síntomas que indicaban que esta afectado aparecieron en la primavera de 2014 y desde entonces, es cuidado con esmero, por los científicos del CSIC, responsables del jardín, pero el pronostico es grave.

img_6863

SABER MÁS

 

Madroños del Parque Lineal del Manzanares

Etiquetas

img_20160925_104836

Entre el puente de la Arganzuela y el matadero hay muchos madroños. La mayoría de ellos no están en muy buen estado. No parece haberles sentado muy bien el trasplante. Suele ocurrir que los árboles de cierta edad, al trasplantarse de los lugares donde han vivido hasta entonces no son capaces de adaptarse al nuevo medio y transcurrido algún tiempo se secan. Como ese tiempo suele ser a escala árbol, es decir, contado más en decenios que en años, muchas veces no se relaciona su decadencia con el hecho de haber sido obligados a migrar.

img_20160925_105149

En cualquier caso, en este momento empiezan a presentar sus frutos. En estado normal, y con una climatología adecuada, también aparecerían las flores, ya que este árbol florece y fructifica al mismo tiempo. Pero la normalidad dista mucho de ser la situación habitual de los árboles de la ciudad, y especialmente en estos duros tiempos de inestabilidad climática. Así que podemos encontrar cualquier cosa en cada ejemplar.

img_20160925_104925

En este caso, árboles con frutos de apariencia irregular en cuanto a la fase de fructificación, pero al mismo tiempo espectacular para la mirada del paseante.

 

PUENTE DE LA ARGANZUELA

img_20160925_105801 img_20160925_105830

Washingtonia del parque de San Isidro

Etiquetas

img_6096

El Parque de San Isidro es el segundo más importante en superficie después del Parque Emperatriz Mª de Austria y es regado con agua regenerada. Se encuentra cercano a la histórica Ermita de San Isidro y en él se celebran las fiestas del Santo que le da nombre.

Se distinguen dos zonas: El recinto ferial donde se montan parte de las fiestas de San Isidro en el mes de mayo, dedicado a actividades deportivas durante todo año y el resto del parque, con el Jardín de Palmeras, de reciente creación, y especies palmáceas y vivaces, una senda botánica y una fuente central.

img_6109

Esta última zona consta de grandes praderas con arbolado, macizos de arbustos y de flor y caminos terrizos por los que se puede pasear, al igual que un carril bici, dos fuentes ornamentales y una lámina de agua que se puede atravesar a través de un puente.

Y entre las palmeras, destacan las Washingtonia filifera, también conocidas como palmeras de California.

Es una palmera majestuosa que puede llegar hasta 18 m de altura, con el tronco columnar, engrosado en la base, donde puede alcanzar hasta 1 m de diámetro.

img_6102

Su origen está en la Baja California, en el sur de Nevada y en desiertos de Arizona. Esta palmera crece bien a pleno sol, aguanta algo el frío, toleran heladas débiles, esporádicas y no prolongadas, resiste la sequía, aunque conviene regarla a menudo, prefiere suelos fértiles y bien drenados, y soporta bastante bien la contaminación urbana.

El nombre específico filifera procede de los vocablos latinos filum, hilo y fero, llevar, haciendo alusión a los filamentos que salen de los bordes de las hojas. El nombre común hace referencia a su origen geográfico. En Madrid hay escasos ejemplares, destacando los existentes en la autopista de Barajas, que están declarados Árboles singulares, los del recinto del club deportivo Santiago Apóstol, los del Parque Juan Carlos I y el de la calle General Ricardos.

img_6092

TARAY DEL HUMEDAL (Casa de Campo)

Etiquetas

¿Protección de árboles singulares? ¿Qué es proteger un árbol?

img_7897

Seguro que hay mucha gente capaz de responder a esa pregunta. Pero ya sabemos que lo importante no es la respuesta, sino la pregunta. ¿Quién vela por los a árboles de la Casa de Campo y por que cuando se acomete una obra de acondicionamiento del lugar se tengan en cuenta?

img_7898

Debe ser por los recortes.O por la falta de conciencia, porque un árbol como este taray rodeado de polvo y coches no esta protegido.

img_7900

MAS INFORMACIÓN DEL ÁRBOL