Etiquetas

DSC_0493

También hay tejos en el parque del Capricho.

Se encuentran en la zona más “civilizada” y podados con claro objetivo ornamental.

Desde lejos parece setos, y de hecho es probable que esa fuera la intención inicial, aunque en la actualidad parece que se les está dejando crecer con un poco más de libertad. No es el tejo un árbol para ser convertido en seto. Parece como si se le faltara al respeto.

Acostumbrados a ver ejemplares salvajes rompiendo el aire con sus ramas, estos, más domesticados, no acaban de agradarnos. Pero ellos no tienen la culpa.

DSC_0496

Anuncios