Etiquetas

DSC_0301

Mala fama tiene el eucalipto. Mala fama para un árbol verdaderamente lucido como este que se encuentra frente a la estación de Renfe de San Fernando de Henares, estremeciéndose cada pocos segundos por el incesante paso de los aviones.

Y todo por lo que con él han hecho sin pedirle permiso.

Y todo por su veloz crecimiento y el poco tiempo que tiene que pasar desde su plantación hasta que se pueda convertir en papel. ¡Cuantos bosques de haya, roble o castaño han sucumbido empujados por el negocio fácil!

Pero él no tiene la culpa.

DSC_0316

En España, el eucalipto fue introducido en Galicia por Fray Rosendo Salvado, misionero en Australia, a mediados del siglo XIX, mediante el envío de semillas a su familia en Tuy, por su valor ornamental dado su gran porte. Posteriormente se instalaron numerosos arboretos, dispersos por la geografía española, para el estudio y comparación de las diferentes especies.

Hacia fines de 1973, habían sido plantadas con este género alrededor de 390 277 ha, sin contar las plantaciones en hilera. Dos regiones son importantes: el suroeste (en especial Huelva), con 269 029 ha plantadas, y el noroeste, a lo largo de las costas cantábrica y atlántica, con 120 998 ha. Actualmente se estima que la superficie española ocupada por eucaliptos es de unas 450 000 ha que representa algo menos del 1% de la superficie del país.

Los eucaliptos son, junto a los chopos, las especies más productivas en cantidad de madera entre las que se utilizan en los cultivos forestales del país actualmente.

SABER MÁS

Anuncios