Etiquetas

DSCN0998

Alto, alto como un pino y pesa menos que un comino, decía la infantil adivinanza. Y viendo estos pinos del Parque del Retiro se puede entender perfectamente el símil.

Parece que el nombre científifico pinus ya se lo dio Teofrasto al pino silvestre, y este vocablo latino procedía a su vez del céltico pin (pyn, montaña, roca). La denominación específica halepensis alude a su existencia en la ciudad Siria de Alepo.

En cuanto al nombre vulgar, carrasco, que es aplicable al matorral de encina, parece indicar que se suele encontrar en muchos lugares mezclado con dicha especie, o bien que al no alcanzar gran desarrollo, aparecen muchos pinos achaparrados.

Este no es el caso de los que pomos ver en el Retiro. Más bien al contrario parecen subir como humo en busca de no sé que nube perdida.

¡Cuidado, que la altura marea!

Puedes verlos entre la Rosaleda y la plaza del Ángel Caído

Anuncios