Etiquetas

4

Si queremos ver árboles de verdad, de los que imponen respeto y despiertan admiración, tenemos que ir a Aranjuez, a los Jardines del Príncipe. Desde el Parterre, junto al restaurante la Rana Verde, avanzaremos por la calle de la Reina hasta llegar a la conocida como puerta redonda (en la guía oficial aparece como Puerta de la calle de las Islas o de Carlos III) por donde entraremos en el jardín.

2

Nada más entrar, giramos a la derecha y nos encontramos con algunos de los ejemplares de plátanos y ahuehutes más impresionantes que he visto. Es bueno ir en invierno, cuando la ausencia de hojas nos permite ver bien los árboles y descubrir su enorme porte. Cuidado con las tortículis.

1

De los plátanos de este lugar ya hemos hablado y mostrado imágenes en teste blog (ver plátanos del Jardín del Príncipe). Y de los ahuehuetes también (ver ahuehuete del Retiro de Madrid y El año del Ahehuete), pero estos son muy diferentes de aquel del Parterre del Retiro y doblan su altura (probablemente por su juventUz o por su mejor vida).

La sensación es de encontrarse perdido en un bosque de seres gigantescos que desde su altura nos observan con indiferencia.

8

Y al otro lado de la entrada al jardín, a la izquierda de la puerta, siguiendo el camino marcado por los gigantes vegetales llegamos al Estanque Chinesco y podemos ver dos ejemplars magníficos de la misma especia que destacan sobre el agua y cobijan a los patos con los que conviven.

Una visita muy recomendable.

7

MÁS FOTOS

Anuncios