Etiquetas

,

DSCN9311

No sé qué ha podido ocurrir, pero la sorpresa fue mayúscula. El simpático arbolillo ya no existe. Alguien o algo lo ha hecho desaparecer. La farola también está cercenada. Lamentable. Sirvan estás fotos de testimonio de su ausencia.

Si quieres ver cómo era, pulsa el ENLACE

Anuncios